REPOLLO

repollo

REPOLLO:

Desde un punto de vista nutricional, los repollos destacan desde un primer momento por su alto contenido en agua, baja presencia en grasas y por tanto también en calorías. Aportan interesantes cantidades de provitamina A, la cual se transforma en vitamina A, un nutriente esencial fundamental para nuestra visión, aunque debemos tener en cuenta que la mayor parte de esta vitamina se pierde durante el proceso de cocción. También destaca por la presencia en vitamina C, que ejerce una interesantísima acción antioxidante, interviniendo en la formación de los dientes, huesos, glóbulos rojos y mejorar las defensas frente a las infecciones (conoce más sobre consejos para aumentar las defensas).

Respecto a los diferentes minerales que aporta el repollo, debemos mencionar su contenido en potasio (necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, así como para la actividad muscular) y magnesio (mejora la inmunidad y posee un efecto laxante suave).